La Cantera, Innovar para Soñar


Los habitantes de la localidad de Villlamayor de la Armuña, galardonada el año pasado como “Ciudad de la Ciencia y la Innovación“, llevan mil años explotando las canteras que han dado a Salamanca una impronta única con una piedra que nace teniendo un amarillo pálido y se acaba, con el tiempo, tornando rojiza.

piedraDesde imita, llevamos desde el pasado año  trabajando en nuestro Programa de Desarrollo del Talento “La Cantera” tallando al emprendedor cual piedra arenisca. Es un Banco de talento en el que sólo necesitamos que la persona se deje oradar por nuestra mentorización  para que su docilidad, como piedra franca de Villamayor, nos permita tallar sus ideas y convertirlas en proyectos viables, en Catedrales de la Innovación.

De este oficio de canteros empresariales, hemos empezado a disfrutar de resultados tangibles como los de la empresa salmantina Rookiebox que acaba de ganar la II Edición de los Premios impulsa visión de RTVE con nuestro Acompañamiento innovador.  El ente público se convierte, a través de su aceleradora, en promotor de la Tecnología,  así como en un cliente corporativo del sector audiovisual para el uso de los nuevos servicios que hemos diseñado con su fundador, David Gómez Verdejo.

Para conseguir estos frutos, hemos utilizado lo mejor de nuestra metodología Kaizen con el fin de fusionar la experiencia de su fundador con el conocimiento de nuestro equipo de la industria cultural. Nos hemos convertido en “outsiders” para conceptualizar su idea de negocio, proponiendo el mercado que podía acoger su producto y diseñando una solución para cada sector. De ese modo, hemos despertado el talento de su fundador con el seguimiento de nuestro coach de cabecera, Julio de la Torre, para que vea más allá de lo que le puede dar de comer a corto plazo, del mismo modo que lo hicieron experiencias de éxito como Napster o Airbnb.

Nuestra técnica de Innovación, que denominamos “El Columpio”, es una conjunción entre el desarrollo del talento de la persona (competencias, destrezas y habilidades) con una renovada visión transversal del proyecto. Subimos al emprendedor al columpio y le hacemos balancearse una y otra vez sobre sus ideas, emociones y objetivos, tanto personales como profesionales.

gaudi2Nos convertimos en la curva catenaria que experimentó Antonio Gaudí en sus creaciones. Somos la parábola que, al unir las ideas y el mercado, genera una cadena de valor para el proyecto que le aporta luz y entendimiento. Somos capaces de sacar lo mejor del proyecto gracias a la paráfrasis entre las ideas del emprendedor y el mundo real.  Como reconoció a principios del siglo XX el teórico Joseph Schumpeter, “el emprendedor es el centro del sistema económico, su razón de ser es la Innovación y la ganancia proviene del cambio”.

David Gómez, con sus cualidades, ha sido capaz de ver el mundo con ojos diferentes, transformar su idea de negocio ante la intolerancia de su mercado local, sistematizar su universo de ideas y, sobre todo, concretar su producto para poder reestructurar su empresa. Pero, sin lugar a dudas, lo más valioso del proceso de acompañamiento que hemos compartido estos meses, es que no le ha temblado el corazón para destruir todo lo que tenía en la mente, armarse de valor y reconstruir su proyecto empresarial con el fin de hacerlo más productivo a medio plazo y convertirse en LÍDER.

airbusObviamente, no somos los únicos que estamos utilizando esta metodología del siglo XX aplicada a proyectos del XXI. El grupo aeroespacial Airbus ha fichado a un Ingeniero aeronáutico ucraniano que ha incorporado la destrucción creativa al Sistema de Investigación de la Compañía. Su misión es sencilla: destruir todo y reconstruirlo.

Como muestra, citar que el nuevo Director de Tecnología está pensando en taxis voladores para descongestionar las ciudades, aviones eléctricos con materiales innovadores y, sobre todo, la digitalización que transformará la manera de hacer negocios en la que no descarta una posible alianza con su rival Boeing.

El Ingeniero ucraniano, que responde al nombre de Eremenko, tiene que luchar contra la gran barrera cultural que supone la aversión al riesgo en Airbus en un sector cuyo principal activo de venta es la seguridad. Pero tampoco le tiembla la mano al planificar investigaciones en China o colaborar con startups de alta tecnología innovadora. Conoce que el futuro son los sistemas autónomos y los drones y que, en poco tiempo, desaparecerá el “duopolio”, sabe el camino y señala a la empresa hacia dónde ir.

Airbus quiere replantearnos el modo de viajar por el aire y, desde su Centro de investigación de San José, en pleno corazón de Silicon Valley, donde tienen su laboratorio de ideas llamado A3, tienen iniciativas como “Project Ponton” que aspira a democratizar los vuelos en helicóptero en megaurbes. Lo triste es que no nos haya llegado el hecho de que su director sea español.

Este caso nos dspanishemuestra que el talento se puede retener pero también nos acerca a que podemos ser profetas en nuestra tierra, como ha hecho el fundador de Rookiebox, que ha regenerado su proyecto desde Castilla y León aunque ahora, por su propio crecimiento orgánico, se haya convertido en un referente internacional.

Referencia, como lo fue hace ya hace cien años, un elegante funicular que unía dos puntos en torno a las cataratas del Niágara (en la zona Whirpool, remolino”) y cuyo nombre ya delataba su procedencia “Spanish Aerocar“. El invento nació desde Santander a través de Leonardo Torres Quevedo.

Este ingeniero cántabro, tuvo un gran prestigio internacional pero no se cumplió su sueño de convertir a España en foco y polo de Innovación. Siempre el capital y el desarrollo de todos sus proyectos, como el primer juego de computadoras, “El Ajedrecista”, nacían con capital nacional pero las patentes y la explotación acababan en manos de americanos, franceses o ingleses.

Esperemos que en el juego que nos propone la Tecnología Rookiebox dé siempre jaque al Rey, como sucedía con el autómata programado por Torres Quevedo, y que el talento, la imaginación y la creatividad resuenen en Internet con la cadencia de las catenarias de Gaudí.

 

“El Progreso económico, en una sociedad capitalista, se alcanza a través del caos”. Joseph Schumpeter.

                                  

Alberto Saavedra
 CEO at imita
        www.imita.es        

Visita nuestro BLOG: blog.imita.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*