Vino, vid y Vinci

Según avanzan los estudiosos de la Consultora Nielsen, por fin la recuperación está llegando al bolsillo del consumidor que sigue otorgando importancia al comercio de proximidad. Por desgracia, el comercio electrónico en nuestro país todavía se encuentra en fase embrionaria, salvo cuando contratamos un viaje, compramos entradas, libros concretos o moda de saldo.

bloodLos doctorandos en “Crisiología” sabemos que la verdadera transición se nota cuando volvemos a tomar el café en el bar, nos entusiasmamos con una segunda o tercera ronda y regresamos a tomar el tradicional vermut. De hecho, en los informes de los expertos, el consumo de las bebidas de baja graduación es la que ha obtenido mayor cuota de mercado. Su objetivo es atraer a los jóvenes a la cultura del vino bajo la premisa que reza: “La primera vez que alguien compra un vino que no conoce, lo hace por la presentación. La segunda vez que lo compra, lo hace por el enólogo”

Hasta que esos consumidores lleguen a conocer a un enólogo o sumiller, los estudios demuestran que, al igual que sucede con el discurso del ascensor de los emprendedores, una botella de vino se la juega en apenas siete segundos. Por ese motivo la innovación en formatos, etiquetas, envases, “packaging”  y “naming” es el factor clave, unido al innumerable número de APPs que usan el mismo lenguaje que los jóvenes para estimular su decisión de compra. Así hay casos como Vivino o Delectable que permiten, mediante un scanner de la etiqueta, ofrecer la opinión de miles de personas sobre el caldo que estás seleccionando.

Ese lenguaje, piedra angular del marketing en cualquier comunicación, tradicionalmente se circunscribía a incluir las uvas principales que se utilizaban para hacerlo y el lugar en el que los frutos crecían. Los vinos para este nuevo mercado tienden a convertirse en marcas propias, como sucede con denominaciones como Principia Mathematica del D.O. Penedés, Qué bonito cacareaba de la D.O. Rioja o Kamasutra Wines, que combina cuatro posturas orientales con análogas varietales.

Hay etiquetas que, además de tener esos nombres llamativos, se transforman en un lienzo donde los artistas dejan su impronta. Con este “modus operandi” lleva elaborado sus botellas las Bodegas ENATE desde el año 1992. Todo comenzó con una obra de Antonio Saura y ahora sus presentaciones se realizan en Museos como el MACBA, el Thyssen Bornemisza o la Fundación Tapiés.

torotiopepeEn el exterior también hay publicidad de vinos que se han instalado en el imaginario colectivo y ya forma parte de la anatomía de nuestras plazas y carreteras como en el caso de Tío Pepe o el santo y seña marketiniano de una de nuestras empresas más legendarias. Llenó en el siglo pasado nuestro paisaje de siluetas de toros de lidia que, por fortuna, fueron indultados para que sigan acompañando nuestros desplazamientos y se hayan convertido en emblema de nuestro país para todos los que vienen a visitarnos.

Precisamente el Enoturismo es uno de los mercados que sigue evolucionando y ganando adeptos, lo que se denomina en el argot “winelovers“. La crisis vivida agudizó el ingenio de muchas bodegas como Franco Españolas con su original HalloWine,  sugerentes maridajes como los del del Lagar de Isilla o la Ruta del Vino accesible para todos que ha elaborado elaborada por PREDIF, con el apoyo de la Fundación ONCE y la Fundación Vodafone España.

Pero en este mundo, gracias a la creatividad y a la imaginación, todo no está inventado. Es bien sabido que la Innovación en el envase del producto aumenta el valor del mismo. Con esa motivación y la pasión por el vino nace en España la que, según reza su eslogan, sea probablemente la mejor botella. Se comercializada como Botella Beronesa® en honor a los primeros pobladores de Logroño.

Esta empresa ha patentado esta botella que garantiza que el tapón esté en contacto permanente con el vino, sea cual sea su posición, incluso en la vertical. Con este sistema de optimización de la crianza, se consigue una mejor oxigenación del vino ya que permite evitar las fugas, los hongos y los posos y se mejora su conservación ya que posibilita apilar las botellas en vertical hasta siete alturas.

En la telaraña universal, encontramos también modelos de negocio deslumbrantes como el del Enolobox (nacida de la e-commerce todovino.com) que, mediante un modelo de suscripción, sorprende cada mes a sus usuarios con una caja de tres botellas seleccionados por expertos nacionales y con un 20% de descuento sobre el precio de mercado.

Del mismo modo hay casos curiosos de Innovación en proceso como el que llevan a cabo, para quitarle el alcohol al vino sin que pierda sus propiedades, la enorme evolución de los vinos ecológicos sin sulfitos, al estilo del tradicional de la pitarra extremeña o experiencias impactantes como el envejecimiento del vino en las profundidades del mar. Estos bodegueros submarinos buscaron las llaves de la innovación en el fondo del mar y descubrieron que la maduración de nuestra más noble bebida, se produce antes y con mejor calidad en ese medio.

locoPero, para innovar hay que investigar, y en ese ámbito marca la diferencia el proyecto creativo de la compañía Pernod Ricard Bodegas que ha creado el Wininovation Lab, una startup dispuesta a generar ideas disruptivas en el mundo vinícola. Gracias a las tendencias, gustos y necesidades de los consumidores quieren realizar proyectos que generen valor a largo plazo en el sector. Su objetivo es buscar nuevos talentos, diseñar nuevos conceptos e impulsar un pensamiento distinto y experimental en el mundo del vino.

Novedosos modelos como el Movimiento Vino DO, al más puro estilo de Economía colaborativa, Innovación abierta e intercooperación de 300 entidades, que expresa en su manifiesto las claves para disfrutar de este noble manjar. Es una iniciativa de la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV) que integra a 53 Denominaciones de Origen y aboga por “dejar de ser diferentes para ser únicos”. Este movimiento es Cultura, es Gastronomía, es turismo. Es un canto a la vida, a la alegría, a la novedad.

Desde imita nos sumamos al Manifiesto, como lo haría Leonardo Da Vinci que, en una época en la que era más seguro beber vino que agua, afirmaba que “cada vez que se descubre un buen vino, resulta mejor para la humanidad que el descubrimiento de una nueva estrella”.

En imita somos diferentes y eso nos hace únicos.

Donde haya que buscar el origen, ponemos Involución

Donde haya que romper con lo establecido, ponemos Revolución

Donde haya odres viejos, ponemos Vino nuevo.

 

                                  

Alberto Saavedra
 Socio Director at imita
        www.imita.es        

Visita nuestro BLOG: blog.imita.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*